Nuestro Entorno

Un lugar con encanto, en el centro del Valle de las Uvas.

Entre viñedos, desde el emblemático Peñón de la Ofra, por caminos pintorescos como el del Romeral, la senda del Tarafa o el Camino Viejo de Hondón, podrás recorrer espacios naturales que te llevarán a otros enclaves encantadores como el Hondo de las Fuentes o la fuente la Rafica, para finalmente adentrarte en la Villa de Aspe, conde encontrarás entornos únicos, arquitectura singular, junto a comercios, mercados y gente hospitalaria, amable y acogedora, donde ningún viajero podrá perderse la Basílica de Nuestra Señora del Socorro, la Plaza del Ayuntamiento, el Parque del Doctor Calatayud, el Mercado de Abastos estilo arabesco o el Museo Histórico Municipal. Pero esto no queda aquí, porque Aspe cuenta con otros monumentos de naturaleza, ingeniería y de historia muy cercanos al municipio y que supone un interesante atractivo para el viajero. Puesto que no podemos olvidarnos del paraje de los Algezares, del Castillo del Rio, del puente de los Cinco Ojos o los restos arqueológicos del castillo en el cauce del Tarafa, visitas imprescindibles que no puedes perderte.

 

 

ASPE - Comarca Vinalopó

El Castillo del Río, el yacimiento arqueológico Aljau, los restos de las acequia Aljau y Fauquí, y el trazado irregular que conforma su casco histórico, testigos de la evolución de la villa.

Recorrer sus calles, acercarse a su Basílica y Museo Histórico, son algunas de las posibilidades que ofrece este pueblo, sin olvidar los senderos que te permiten disfrutar de su entorno medioambiental.

Hondón de las Nieves - Comarca Vinalopó

Bonita población de la comarca del Medio Vinalopó,  con las pedanías de La Canalosa y El Rebalso.

Su telón de fondo son las magníficas Sierra de Crevillente, con su frondosa umbría poblada de pinar y la Sierra de l’Algaiat, que cierra y protege el valle, y su paisaje rural de almendras, olivos y viñedos.

Descubre El Valle de las Uvas

PAISAJES Y TRADICIÓN

EL MEDIO VINALOPÓ

Un paisaje con carácter

Los pasajes que hemos escogido para introducir el Medio Vinalopó son una muestra, a nuestro entender, del fuerte carácter de este territorio: del valor de su gente, sus diferenciados recursos naturales y culturales y sus paisajes productivos. Es un territorio difícil; dirigido a quienes identifican la fuerza de los ocres y se dejan atrapar por los paisajes erosivos; que gustan de recorrer castillos, ramblas y saladares, en silencio; capaces de apreciar la intensa labor de adaptación a un medio sediento: los antiguos pantanos, las minas de agua, los parats, las boqueras. Una tierra para disfrutar de su medio natural, de sus edificios históricos, o de sus fiestas patronales y, como no, degustar su rica gastronomía o refugiarse en las casas rurales de sus sierras privilegiadas.